domingo, 9 de noviembre de 2008

Yaki imo ya (焼き芋屋)

Cuando llega el otoño podemos ver cómo las calles de nuestras ciudades se llenan de puestos de castañas asadas y mazorcas de maíz. Buen método, sin duda, para combatir el frío. Recuerdo cuando de pequeño cogía en mis manos un puñado de castañas calentitas y las metía en los bolsillos de mi chaqueta, así era como improvisábamos una "estufa" portátil en las frías tardes de noviembre. En Japón también hay puestos de castañas y maíz, pero hay un tipo de puestos callejeros que me ha dejado boquiabierto al descubrirlo. Son las "Yakiimoya" (焼き芋屋), unas furgonetas destartaladas que llevan incorporadas una especie de estufa a leña que calienta piedras sobre las que se asan sabrosas batatas. No falta el farolillo rojo (aka chouchin, 赤ちょうちん) ni la repetitiva "musiquilla" a modo de reclamo. La furgoneta suele ir en marcha y si deseas una batata caliente, le das el alto como a un taxi. Otra cosa más para la lista de cosas que probar en Japón. Suma y sigue.









No hay comentarios: