sábado, 25 de julio de 2009

furin (風鈴)

Estos días de verano las temperaturas son insoportables, el viento de poniente hace que no tengamos ningún deseo de salir de casa. En Valencia, tan lejos de Japón, hemos encontrado remedios parecidos para paliar tanto calor: fideos somen (そうめん) (que se comen fríos con hielo), mucho ventilador y mucho paipay, cerveza helada, sandía fresquita, la siesta (dicen que es el mejor invento español) y el sonido refrescante de las campanillas furin (風鈴), literalmente "campanas del viento", campanillas tradicionales japonesas, procedentes de China de la mano del Budismo; en Japón , cuando llega el verano, se llenan las ventanas, los marcos de las puertas, etc. de estas campanas realizadas en vidrio, cerámica, metal, etc. como por arte de magia, cuando el viento hace sonar las campanillas, una sensación de calma refrescante recorre cuerpo y alma.

No hay comentarios: