viernes, 4 de diciembre de 2009

Takahashi-shi (高梁市)

En Okayama-ken (岡山県) hay una bonita y tranquila ciudad llamada Takahashi (高梁市), ideal para, si estamos cerca, pasar un día agradable.
Disfrutamos de su templo con un hermoso jardín zen, nos dimos un paseo por su barrio samurai (donde quedan todavía dos o tres construcciones antiguas), callejeamos sin rumbo disfrutando de esta pequeña ciudad que se encuentra junto al río Takahashi (del cual se nutren numerosas fábricas de Sake de Okayama) y finalmente comimos en una pequeña tienda unos fideos Udon deliciosos.
En definitiva, Takahashi es una de esas pequeñas ciudades en donde parece que no hay nada pero es donde reside el verdadero espíritu de Japón y su adictiva belleza.
Últimamente podemos cansarnos de ver películas, documentales, reportajes, etc. sobre un Japón futurista, enfermo y descorazonado. Estamos hartos de tantos tópicos ignorantes y malintencionados, esa imagen de Japón nos desagrada. Ni todo Japón es Tokyo, ni todo Tokyo es Shinjuku, ni todo Shinjuku es...
A nosotros cada día nos atrae más el Japón rural, tradicional, limpio y honesto, ligado a su naturaleza sagrada; ese Japón que conserva una mirada inocente, maravillada y maravillosa ante el mundo, no ha de morir sepultado por toneladas de cemento y luces de neón. Vestigios cada vez más necesarios.