jueves, 30 de julio de 2009

Taberna La Torrija.

Hace un par de semanas fuimos a comprar a Japón.es (Avda del Antiguo Reino de Valencia, 52, bajo izq), tienda especializada en productos de alimentación procedentes de Japón en la cual podemos encontrar cosas que no hay en ningún otro lugar de la ciudad además de realizar a diario buen sushi para llevar. Lugar imprescindible para amantes de la cocina japonesa.
Pues bien, como decía, fuimos a comprar unas cositas y decidimos parar a comer el La Torrija (c/Dr Sumsi, 4. Teléfono: 963 74 51 69), taberna diferente en donde se trabaja con un buen producto, el servicio atento y amable; y un menú que nos resultó perfecto. Salimos satisfechos, con ganas de volver y probar más cosas. Probamos dos de sus cremas: la de patatas y la de calabacín, las dos riquísimas; una ensalada de sardinas y tomates deliciosos (nos encantó el toque de albahaca fresca, quizás a los tomates les sobraban unos grados en estos días tan calurosos); un conejo en escabeche y un atún encebollado muy buenos (jugosos ambos, especialmente rico el conejo); los postres de primer orden; acompañado de unas cervezas y el vino blanco recomendado por la casa y que es posible pedirlo por copas (un blanco fresquito de Rueda que nunca fallan); el pan casero, los cafés y algún detalle de la casa...salimos por unos 20 euros por cabeza y la sensación de haber encontrado un buen lugar para apuntar en la agenda. Le deseamos al hermano pequeño, que no menor, del restaurante Torrijos, una larga trayectoria.

domingo, 26 de julio de 2009

Despedidas (おくりびと)

Hasta el 30 de julio, en los cines Babel, cercanos a la parada de metro de Aragón; podemos disfrutar de una de las películas que más me han emocionado recientemente, ganadora de un Oscar a la mejor película extranjera y de diez premios de la Academia Cinematográfica Japonesa. En "Despedidas", su director, Yojiro Takita, nos lleva de la mano de un protagonista que nada sabe de la muerte y que repentinamente es arrastrado por sus circunstancias ante la ceremonia del amortajamiento en Japón que refinada, elegante, a un tiempo trágica y hermosa, se convierte en una especie de última ceremonia del té donde cada gesto es una caricia y una despedida.
A través de un trabajo no muy bien visto, en cuanto que está directamente relacionado con la muerte, podemos observar las diferencias y también las similitudes culturales a la hora de afrontar a la muerte. Muy interesante la evolución psicológica del protagonista y su esposa, las reticencias y rechazos iniciales son posteriormente dejadas a un lado al comenzar a comprender la importancia y magnitud de este oficio, la necesidad de realizar con amor cualquier cosa que desempeñemos para lograr finalmente armonía, equilibrio y plenitud.
No dejéis pasar la oportunidad de disfrutar y aprender con una película profunda, divertida, sincera y llena de sabiduría.


sábado, 25 de julio de 2009

furin (風鈴)

Estos días de verano las temperaturas son insoportables, el viento de poniente hace que no tengamos ningún deseo de salir de casa. En Valencia, tan lejos de Japón, hemos encontrado remedios parecidos para paliar tanto calor: fideos somen (そうめん) (que se comen fríos con hielo), mucho ventilador y mucho paipay, cerveza helada, sandía fresquita, la siesta (dicen que es el mejor invento español) y el sonido refrescante de las campanillas furin (風鈴), literalmente "campanas del viento", campanillas tradicionales japonesas, procedentes de China de la mano del Budismo; en Japón , cuando llega el verano, se llenan las ventanas, los marcos de las puertas, etc. de estas campanas realizadas en vidrio, cerámica, metal, etc. como por arte de magia, cuando el viento hace sonar las campanillas, una sensación de calma refrescante recorre cuerpo y alma.