martes, 5 de octubre de 2010

初心忘るべからず

初心忘るべからず(shoshin wasuru bekarazu), cuya traducción literal sería "no se debe olvidar el espíritu inicial", es una hermosa sentencia que se emplea en Japón para recordarnos que nunca debemos olvidar las ganas de querer aprender de cuando nada sabíamos, ni ese extraño y precioso don de la inexperiencia; siempre debemos trabajar, hacer las cosas, con las ganas y la humildad del principiante. Los sueños y las metas que teníamos al principio del camino deben, de alguna manera, brillar con la misma intensidad y pureza, también, en otros tramos del camino.